La alopecia es uno de los problemas dermatológicos más frecuentes y que más preocupan tanto a la población masculina como femenina. La caída del pelo tiene un alto impacto en la autoestima de los pacientes. Una intervención y un tratamiento adecuado puede mejorar la vida de muchas personas.

Pero uno de los mayores hándicaps a los que nos enfrentamos es la desinformación y leyendas urbanas que hay alrededor de la caída del cabello. Multitud de remedios caseros o creencias ancestrales hacen que muchas personas pierdan el tiempo y la esperanza de recuperar o mejorar su alopecia. Cuando la mejor opción es siempre la de acudir un dermatólogo que valore los casos individualmente para hallar las causas que lo provocan y así determinar cuál será el tratamiento má efectivo.

¿Verdad, mito o leyenda?

A continuación os vamos a enumerar una serie de creencias sobre la alopecia, algunas son verdad, otras no. ¿Sabrías distinguirlas?

  1. Si te cortas el pelo, saldrá más fuerte. Esto no es cierto del todo. El crecimiento del cabello es un proceso que tiene lugar debajo del cuero cabelludo, así que la frecuencia con la que lo cortemos no influye ni en la fuerza ni en la velocidad del crecimiento del pelo.
  2. El uso muy frecuente del champú puede hacer que se caiga el pelo. La piel del cuero cabelludo tiene una absorción limitada, con lo que los productos no penetran hasta la raíz. Es decir, no tienen ningún efecto sobre la alopecia, ni negativo ni positivo, simplemente porque no llegan. Por consiguiente entendemos que hoy por hoy no hay en ningún “champú anti-caída” efectivo.
  3. El uso de gorras, casco, tintes o gomina hace que se caiga el pelo. En esencia esto es falso. Sí es cierto que puede afectar al aspecto estético del cabello pero no actúan sobre la raíz. Es decir, no hace que se caga más el pelo.
  4. Los complejos vitamínicos son muy efectivos para la alopecia. En realidad no existen evidencias científicas que prueben su efectividad.
  5. Si se cae el pelo muy con frecuencia significa que se está desarrollando alopecia. Por regla general el pelo se va renovando y suelen caerse una media de entre 50 y 100 cabellos en condiciones normales. Por lo tanto una caída capilar no es lo mismo que alopecia.
  6. La calvicie se hereda. Esto no ocurre necesariamente en todos los casos. Que el abuelo o padre sean calvos no indica que el hijo lo vaya a desarrollar. La alopecia androgénica depende de dos componentes; por un lado influyen las hormonas masculinas y por otro el componente genético. Aunque el tener antecedentes familiares hace que sea más frecuente el desarrollo de alopecia, una persona con antecedentes de calvicie no obligatoriamente desarrollará alopecia.
  7. La cirugía es el único tratamiento efectivo contra la alopecia. Cada persona es un mundo y cada alopecia también. Como siempre hay que valorar y diagnosticar qué tipo de alopecia estamos tratando. En el caso de la alopecia androgénica del varón, hay tratamientos orales muy efectivos y seguros.
  8. Cuando se interviene la calvicie en un estado temprano se puede conseguir que los pacientes no se queden calvos. Esta es una afirmación muy acertada ya que cuando el tratamiento para la alopecia androgénica del varón se inicia de forma precoz, consigue muy buenos resultados.
  9. La caída del pelo es un problema estético, no hace falta ir al médico para una valoración inmediata. Lo cierto es que si notamos que se nos cae el pelo más de lo habitual es muy recomendable acudir al médico de inmediato porque es un síntoma de que algo no funciona bien en nuestro organismo. Además la caída del pelo puede estar producida por múltiples tipos de alopecia que deben ser diagnosticadas correctamente para poder seleccionar el mejor tratamiento.
  10. Muchos creen que el trasplante capilar queda muy artificial y que no puede ser realizado en mujeres. Ninguna de estas dos afirmaciones son ciertas ya que hoy en día existen técnicas de microinjerto con un resultado muy natural.

 

En definitiva, si observas que el pelo se cae más de lo habitual o crees que puedes estar desarrollando algún tipo de alopecia, no lo dejes para más tarde. Acude al dermatólogo para que te asesore, evalúe y te proponga el tratamiento que mejor se adapte tus necesidades.

No confíes en los tratamiento mágicos o champús con efecto milagro, pueden tener un efecto negativo sobre el proceso y generar un mayor estrés y preocupación en el paciente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR