Hilos tensores

Los hilos tensores son un procedimiento estético excelente para mejorar la tensión y la flacidez de la piel de forma muy poco invasiva. Con estos hilos se corrige el descolgamiento de la mejilla, la pérdida de definición de la mandíbula y la caída o flacidez del cuello. Mejoran de forma llamativa las arrugas que se forman entre la nariz y la boca (“surcos nasogenianos”) y las arrugas que se forman debajo de las comisuras bucales.

Los hilos están fabricados en un material 100% biocompatible -el mismo que se utiliza en las suturas quirúrgicas-, y son totalmente reabsorbibles.

Los hilos se implantan bajo la piel en alto número (entre 20 -40 según la necesidad y la zona) sin necesidad de incisiones ni de anclaje. Estimulan la producción de colágeno formando una malla de soporte los tejidos, y aportando tracción que disminuye la flacidez con un efecto lifting. Los efectos comienzan a notarse a partir del mes de su colocación llegando a un efecto máximo a los 3-4 meses y hasta 12-18 meses después.

Con este tratamiento, también se puede mejorar la flacidez del cuello, cara interna de brazos, abdomen o cara interna de muslos, aunque estas zonas los resultados suelen ser más moderados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR