Peeling

El peeling químico produce una eliminación controlada, en la capa más superficial, de las células muertas responsables del aspecto de la piel deshidratada o envejecida.

Existen varios tipos de peeling, que varían su composición y concentración, considerándose un tratamiento muy versátil para diferentes aplicaciones.

Son tratamientos ideales para suavizar arrugas ligeras, manchas de sol superficiales, puntos negros y pequeñas irregularidades de la piel. Una vez realizado, la piel del rostro luce más limpia, lisa y libre de imperfecciones.

Además, sirven como complemento al tratamiento médico del acné y el melasma. Se combina con la Luz Pulsada Intensa, mejorando los efectos en el tratamiento del Fotorrejuvenecimiento facial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR