La hiperhidrosis o sudoración excesiva se ha considerado tradicionalmente como un trastorno que aparece más frecuentemente en los adultos, aunque en la mayoría de los casos se observan los primero síntomas a una edad temprana, entre lo 14 y 25 años.  Según diferentes estudios se calcula que el 2% de adolescentes y 0.6% de niños estadounidenses sufren este problema, si bien en Japón se calcula que afecta al 13% de los adolescentes y 4% de los niños.

¿Cómo afecta la hiperhidrosis a los niños y adolescentes?

Sabemos que las áreas que se ven más afectadas por este trastorno son las palmas de las manos, las plantas de los pies y las axilas. Esta sudoración excesiva afecta a los menores no solo en el aspecto físico, sino también el psicológico. Los pacientes sufren limitaciones en si vida diaria que terminan por afectar también a su calidad de vida.

Si nos centramos en los aspectos físicos que afectan a los niños con hiperhidrosis debemos destacar como principal problema el exceso de humedad. Esto ocasiona frialdad en las zonas afectas, propicia el desarrollo de eccemas y aumenta el riesgo de infecciones bacterianas, fúngicas y víricas, y en particular de queratolisis en hoyuelos, “pie de atleta” y verrugas víricas.

A nivel social, los niños que sufren hiperhidrosis tienden a evitar el contacto personal con otros compañeros.  La sudoración excesiva hace que sientan vergüenza al dar la mano o que sus compañeros piensen que sufren de falta de higiene por las manchas en a ropa y el olor corporal.

En el colegio se ven también afectados por esta condición ya que, por ejemplo, el exceso de sudoración en manos puede hacer difícil el manejo del ratón del ordenador, escribir a mano, o realizar trabajos manuales.

Todos estos pequeños detalles afectan mucho a los menores a nivel psicológico ya que a estas edades el impacto de la hiperhidrosis se experimenta de manera más intensa y puede ser perjudicial para el desarrollo de la confianza y autoestima.

No hay que pasar estos síntomas por alto

Si su hijo presenta alguno de estos síntomas, nuestra recomendación es que acuda al especialista lo antes posible ya que sus efectos a largo plazo no son solo molestias físicas, sino que también afectan al desarrollo psicológico y de autoestima del menor.

Según  el”Dermatology Life Quality Index” (DLQI), la hiperhidrosis tiene un impacto negativo muy intenso similares a los que se producen en enfermos de psoriasis, dermatitis atópica o acné grave. Como resultado, los afectados por esta enfermedad suelen presentar síntomas depresivos y de aislamiento social.

Hoy en día existen tratamientos que controlan esta enfermedad y permiten a los pacientes llevar una vida más normalizada.

 

 

 

 

http://javierdelboz.blogspot.com.es/2015/02/tratamiento-de-la-hiperhidrosis-en-la.html

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR