La higiene a la que debemos someternos por seguridad, sumada a la situación de confinamiento actual suponen una desgaste extra de nuestra piel (constantemente expuestas al lavado con agua y jabón) y una imposibilidad para acudir a nuestro dermatólogo “de cabecera”.

Por eso queremos compartir con vosotros tres tratamientos para cuidar tu piel en casa.

Aceite de Oliva

Su gran contenido en antioxidantes y ácidos grasos esenciales lo convierten en el aliado perfecto para cuidar la piel de nuestras manos. Además de ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

Su uso es muy sencillo: caliéntalo ligeramente hasta dejarlo tibio y aplícalo con un ligero masaje en tus manos. Hazlo durante al menos 8 o 10 minutos y repite este proceso a diario durante una semana para notar sus efectos beneficiosos.

Aloe vera y aceite de rosa mosqueta

El Aloe vera es una de las plantas más valoradas por sus beneficios medicinales, usándose en multitud de tratamientos y formatos, tanto capsulas como lociones, e incluso sprays.

Disponer de un espécimen en casa es tener todo un tesoro, si además lo combinamos con aceite de rosa mosqueta para potenciar sus efectos beneficiosos, podemos conseguir una potente loción para nuestra piel.

  • Corta una hoja de Aloe vera con cuidado de no dañar la planta, (haz el corte cerca del tallo de la planta sin dejar trozos restantes) pelala con un cuchillo y machácala en un recipiente hasta que quede una especie de crema.
  • Añade unas gotas de rosa mosqueta y remuévelo todo con mucho cuidado.
  • Aplica en la piel de tus manos la mezcla resultante con un suave masaje.
  • Déjala actuar durante unos minutos.
  • Repite su aplicación 3 o 4 veces por semana y en un mes notaras su potente resultado.

Naranja y miel

Este es uno de los remedios más dulces y a la vez más potentes. Su punto fuerte es mezclar los antioxidantes de la naranja con las propiedades hidratantes de la miel, todo ello para ayudarnos a recuperar la suavidad en la piel de nuestras manos.

  • Extrae zumo de naranja y mézclalo con miel hasta crear una pasta o loción.
  • Aplica la mezcla en tu piel con suaves masajes y déjala actuar durante 15 minutos.
  • Repite el proceso durante al menos 3 y 4 veces por semana durante un mes para notar su potente efecto.

Con estos remedios podrás disfrutar de una piel suave, cuidada y recuperada de las agresiones a las que se ven sometidas nuestras manos durante el proceso de higienizarlas a menudo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies