La fotodermatosis o fotosensibilidad patológica es una reacción anómala de la piel cuando se expone a la radiación ultravioleta o a la radiación infrarroja, emitidas por el sol o por fuentes artificiales. Hoy en día se dan más casos debido a la reducción de la capa de ozono y en especial a la moda de broncearse ya sea en la playa o usando las cabinas de rayos UVA. Y aunque todas estas afecciones se engloban bajo el mismo nombre, no todos los síntomas de fotodermatosis son los mismos ni la tienen el mismo origen.

Tipos de fotodermatosis

 

Fotodermatosis idiopáticas de origen desconocido

Como su propio nombre indica, es un tipo de fotodermatosis cuya causa no se conoce aunque comparten un patrón común: la disfunción inmunológica que produce una reacción anormal a determinados alérgenos endógenos.
¿Cómo se manifiesta?

Erupción polimorfa solar. 

  • Se caracteriza por una erupción similar a un sarpullido.Suele aparecer a principios de primavera o verano en las zonas del cuerpo expuestas al sol.
  • Los síntomas son pequeñas protuberancias (pápulas) o ampollas, ennrojecimiento y descamación de la piel, comezón o ardor de la piel afectada, hinchazón o incluso ampollas
  • El tratamiento consiste principalmente en la prevención:
    • Evitar ponerse al sol durante las horas más críticas (de 12 a 18)
    • Usar protección solar siempre de amplio espectro y renovar asiduamente. Hay que prestar atención especial a la cara, la nariz, las orejas y los hombros.
    • Aplicar 30 mnts antes de salir de casa y renovar siempre después del baño.
    • Usar gafas de sol, sombrero y bálsamo labial.
    • En caso de aparecer las lesiones, se puede tratar con corticoides orales o tópicos.

Hidroa vacciniforme o estival: Suele aparecer en la infancia con tendencia a desaparecer. Los síntomas son en forma de vesículas de contenido hemorrágico que suelen aparecer en la cara y deja cicatrices en las zonas y fotoexpuestas. Suele iniciarse en la infancia y desaparecer en la adolescencia.

Urticaria solar: Surge una reacción de urticaria inmediatamente después de la exposición al sol. Son lesiones transitorias, aparecen pocos minutos después de la exposición y duran aproximadamente una hora.

Dermatitis actínica crónica: Se caracteriza por un conjunto de procesos que tienen la característica en común de la fotosensibilidad anormal de evolución prolongada. En este caso se incluyen el eczema fotosensible, la reacción persistente a la luz y la dermatitis crónica por fotosensibilidad.

 

Fotodermatosis Secundaria a agentes exógenos.

Este tipo de fotodermatosis ocurre cuando la piel tiene reacciones ante la exposición solar debido a la toma de algún medicamento. Existen 2 tipos: fototóxicas y fotoalérgicas

Fototóxicas

Este tipo de fotodermatosis se produce cuando la persona se expone a una concentración de una sustancia química que junto con la dosis adecuada de luz dan lugar a rojeces, inflamación y ampollas en la piel.

Otra forma peculiar de reacción fototóxica la constituye la fitofotodermatitis, producida por el contacto con ciertas plantas. Estas reacciones fototóxicas se caracterizan en principio por presentarse como una quemadura solar exagerada. Su manifestación principal es el eritema o rojez que puede acompañarse de sensación punzante o quemante

Fotoalérgica

En este caso la radiación lumínica tiene efecto sobre algún fármaco y lo trasforma en otra sustancia que produce alergia. Los síntomas son reacciones en forma de eccema, con extensión a zonas de piel no expuestas al sol. Pueden tener una duración de varias semanas y remitirá en el momento en que el alérgeno desaparezca del organismo.

Aparte de los medicamentos, las sustancias fotosensibilizantes tópicas más habituales son componentes de cosméticos, perfumes, alquitranes, psoralenos (contenidos en algunos vegetales, como el apio, y los higos). En estos casos la protección solar no suelen evitar que aparezcan estas reacciones cutáneas y por ellos se recomienda que se cubra la piel con ropa además de evitar las horas de más radiación solar.

Los fármacos fotoalergizantes principalmente reaccionan con la radiación UV pero también los hay que lo hacen con el espectro de luz visible

Principales fármacos fotoalergizantes:

  • Ansiolíticos, como el alprazolam
  • Antidepresivos
  • Antibióticos
  • Diuréticos
  • Anti-inflamatorios no esteroideos

Fotodermatosis secundarias a factores endógenos

Este tipo de fotodermatosis se conoce también como porfirias cutáneas y se caracterizan por la presencia de niveles elevados de porfirinas, unas sustancias intermedias de la producción del grupo hemo (hemoglobina, mioglobina y fermentos respiratorios). El mecanismo de la fototoxiciadad requiere que el organismo absorba luz (longitudes de onda lumínicas del 400-410) y esto provoque una reacción de la porfirina y la producción de oxígeno reactivo.

Dermatosis fotoagravadas

Hay enfermedades como la dermatomiositis, el lupus o la poroqueratosis que empeoran ante la exposición solar.

Dermatosis por conectivopatías

Hay enfermedades sistémicas, como el lupus, que empeoran con la exposición solar en un 30%a un 50% de los pacientes a que cursan con fotosensibilidad.

Genodermatosis.

Son un grupo de enfermedades dermatológicas hereditarias que cursan con una sensibilidad extrema a las radiaciones ultravioleta.

Fuentes
https://www.iml.es/fotodermatosis-como-tratar-la-alergia-al-sol.html
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001477.htm

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies