Las estrías son cicatrices que afectan especialmente a la dermis, la segunda capa de la piel, y que se producen debido a un trastorno de las fibras del tejido conectivo, especialmente el colágeno y la elastina. Aunque las estrías no suponga un problema grave de salud, si son motivo muy frecuente de consulta por motivos estéticos.

Se estima que las estrías surgen con un promedio de 2,5 veces más en mujeres que en hombres, y que además aparecen en el 77% de las embarazadas.

¿Por qué aparecen las estrías?

Las estrías aparecen cuando hay una combinación de crecimiento corporal rápido, bien en volumen (ejemplo embarazo) o longitud (adolescencia) junto a un cambio hormonal. Ademas la genética juega aquí un papel importante, ya que se observan familias que son más propensas a desarrollarlas.

¿Qué tipos de estrías existen?

Existen 2 tipos de estrías:

  • Estrías rojas. Cuando empiezan a aparecer toman este color rojizo que indican que existe un aumento de vascularización en la zona.
  • Estrías blancas. Son la evolución de las anteriores y en donde se observa no sólo una pérdida del color sino un adelgazamiento de la superficie de la piel.

¿Qué tratamientos existen paras las estrías?

 

Para mejorar el aspecto de las estrías podemos encontrar distintos tratamientos muy eficaces.

Ácido retinoico

Si las estrías están aún rojas el ácido retinoico es muy eficaz ya que disminuye la extensión y anchura de las estrías en las fases iniciales de su aparición. Sí es importante que sea el dermatólogo quien valore y prescriba este tratamiento, porque el ácido retinoico suele ser irritativo y produce enrojecimiento, descamación y picor. El ácido retinoico está contraindicado en mujeres en periodo de gestación.

Peelings

A través de los peelings se elimina las capas superficiales de la piel. Los peelings, combinados con otras técnicas de estimulación del fibroblasto van muy bien para las estrías blancas.

Existen dos tipos de peelings; los químicos a base de ácido glicólico o tricloroacético y los físicos, como la microdermoabrasión. En ambos casos hay que ser muy cuidadosos con el color de la piel y tener experiencia para no generar hiperpigmentación secundaria al tratamiento.

Mesoterapia

La mesoterapia está especialmente indicada para la estimulación del fibroblasto que son las células responsable de conformar nuevas fibras. Con esta técnica se inyectan vitaminas, minerales y ácido hialurónico para que la piel mejore su textura, recobre brillo y reduzca la flacidez.

Luz pulsada y láser fraccionado no ablativo

La luz pulsada está indicada para acabar con las irregularidades o lesiones de la piel. Esta fuente lumínica de alta intensidad actúa generando nuevo colágeno obteniendo como resultado una mejora de la textura cutánea.
El láser fraccionado no ablativo emite pulsos de luz que impactan directamente sobre la dermis, sin dañar la superficie de la piel. El impacto causa un aumento de la temperatura de esa zona, provocando un estímulo para que se formen nuevas fibras de colágeno y elastina, y para que se realineen las antiguas.

 

Si estás pensando en mejorar el aspecto de tu piel no dudes en consultarnos, te propondremos los tratamientos que mejor se adapten a tus necesidades.

Te esperamos en Clínica Novaderma.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies