A veces nos encontramos con casos de personas que presentan irritación en la piel tras haber utilizado un determinado tipo de maquillaje, lápiz labial, crema facial o incluso un perfume.
Esta intolerancia hacia algunos cosméticos es debida en ocasiones a una irritación producida por algunos de los componentes del producto o por una patología propia de la piel que requiere que se aplique un tratamiento específico y un cuidado adicional para permitir que la piel se recupere adecuadamente.

En general cualquiera de los componentes de un cosmético puede originar intolerancia, pero los más frecuentes son los conservantes y las fragancias.

¿Cuáles son los síntomas más comunes de la piel intolerante?

Los síntomas más comunes son:

  • Picor.
  • Ardor.
  • Lesiones cutáneas; eczema irritativo, alergia, alteraciones de coloración, lesiones de urticaria…

¿Cuáles son las patologías más comunes ?

  • Dermatitis irritativa: La mayor parte de las intolerancias se deben a una dermatitis irritativa. en este caso lo mejor es evitar el cosmético que ha ocasionado la irritación.
  • Dermatitis crónica. Ocurre cuando hay una irritación leve pero acumulada con el tiempo.
  • Alergia a alguno de los componentes
  • Dermatitis atópica. Uno de las manifestaciones más frecuentes de la dermatitis atópica es la intolerancia a los cosméticos.
  • Rosacea.
  • Tratamiento inadecuado de cualquier cuadro cutáneo con lesiones en la cara.
  • Dismorfobia: En este caso, el paciente cree que tiene una intolerancia a cosméticos que no es real o que se produce por un uso inadecuado de estos.

¿Qué componentes producen más reacción?

En la mayoría de los casos, la intolerancia se desarrolla porque se es alérgico a alguno de los componentes de los cosméticos. Pero se llevan la palma los conservantes y las fragancias que se emplean en colonias y en la mayoría de los cosméticos. Una de las sustancias que más problemas dan es la metilisotiazolinona, que también se emplea en productos de limpieza doméstica

Aparte de la metilisotiazolinona, existen otras fragancias como el Lyral, Geraniol, Linalol y Eugenol, que  pueden dar lugar a dermatitis alérgicas de contacto. Además, algunos de ellos pueden ser  fotosensibles y manchar la piel, como es el caso del aceite esencial de bergamota,  que  puede  ser  causa  de la dermatitis de Berloque (caracterizada por hiperpigmentaciones y otras lesiones cutáneas).

¿Los cosméticos naturales son inocuos?

En general natural no es sinónimo de inocuo ya que por muy natural que sea un cosmético siempre necesitará de algún conservante, por lo que podrán originar los mismos  problemas que el resto de cosméticos. Todo depende de la concentración del tipo de conservante que utilice. Hay que leer siempre la etiqueta, y en caso de no llevarla, es recomendable no usarlos,ya que pueden ser también perjudiciales para la piel.
Fuentes:

http://fundacionpielsana.es/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies