Cada cambio de estación conlleva también cambios en nosotros mismos y en nuestros hábitos. La primavera trae consigo días más largos y más cálidos que nos invitan a despojarnos de las ropas invernales y a pasar más tiempo en el exterior.

Es la estación que precede al verano y es el momento ideal para ir preparando nuestra piel de cara a una mayor exposición solar y al aire libre.

3 consejos para cuidar la piel en primavera

 

Hidratación

Los primeros días de primavera suelen venir acompañados de frío y viento, dos factores que resecan mucho la piel. Por este motivo debemos tratar de hidratarla en profundidad con cremas hidratantes corporales con componentes ‘humectantes’ y componentes que impidan la pérdida de agua de la epidermis.

 

 

Cara, cuello y escote
Hay que tener en cuenta que no todos los tipos de pieles son iguales y que para la hidratación facial es necesario utilizar cremas que se adapten a nuestras necesidades. Por eso es importante que el dermatólogo nos haga un estudio del estado dermatológico de la piel y nos asesore para saber qué tratamientos cosméticos o terapias de revitalización cutánea es más conveniente.

Tampoco debemos olvidarnos del cuello y el escote al aplicar la crema facial. Además podemos dar un plus de hidratación y luminosidad con distintos tratamientos de revitalización cutánea.

 

Limpieza

Hay que tener unos buenos hábitos de limpieza; los productos desmaquillantes y de limpieza facial deben ser suaves y que no resequen la piel. Las aguas micelares son una muy buena opción, en especial para las pieles sensibles. Debemos prestar especial atención al desmaquillado de contorno de ojos ya que debe ser suave y evitando frotar.

Además es muy importante evitar irse a la cama sin desmaquillar porque la piel no transpira y los contaminantes ambientales y el maquillaje que se acumulan durante el día se filtran rompiendo la elastina y el colágeno de tu piel.

Protección solar

Aunque nosotros recomendamos la protección solar todo el año, es cierto que con la llegada de los días soleados hay que reforzar el uso de cremas protectoras. Además, esta época es muy “engañosa” con nosotros porque aunque tengamos la sensación de que el sol no nos quema, la radiación solar sí está dañando nuestra piel.

Es muy importante conocer qué fototipo de piel tienes para aplicarte la crema que mejor se adapte tus necesidades.

Esperamos que estos consejos te ayuden a entrar en la primavera con buen pie. Y si además quieres asesorarte sobre nuestros tratamientos de rejuvenecimiento cutáneo ya sabes que puedes consultarnos cualquier duda que tengas. Te esperamos en Clínica Novaderma

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies