A lo largo de su vida, una mujer puede sufrir una serie de enfermedades en la piel que se caracterizan por un origen hormonal. Desde el acné hasta la alopecia derivada de la menopausia. En este artículo queremos hablaros de todas estas enfermedades, como tratarlas y destacar la importancia de la visita a nuestro dermatólogo.

Rosácea

La Rosácea es una enfermedad inflamatoria de la piel que afecta al rostro y qué provoca enrojecimiento, pápulas, pústulas, y tirantez junto con intolerancia a los cosméticos (que empeoran los brotes).

Con el paso del tiempo el enrojecimiento se hace crónico, siendo una de las enfermedades más difíciles de tratar. Lo ideal es un diagnóstico temprano del dermatólogo y un tratamiento a base de antibióticos, laser y luz pulsada.

Existen medicamentos para disminuir el enrojecimiento, pero no curan la enfermedad

Melasma

Se trata de una de las consultas más comunes en pacientes dermatológicos. Consiste en una coloración roja en zonas del rostro (nariz, mejillas, frente) que aparece en mujeres de edad fértil. Se asocia con la toma de anticonceptivos, pero realmente la causa está relacionada con la toma del sol sin protección.

Lo ideal en estos casos es la protección solar de manera preventiva, usando protectores con filtros UVB, UVA y de radiación visible.

Su tratamiento consiste en cremas despigmentantes y peelings específicos que consiguen aclarar la piel en un alto porcentaje.

Acné

Es una patología que no solo afecta a adolescentes (algunos adultos lo sufren hasta los 40 años) y que es más frecuente en mujeres. En estos caso, el cuadro clínico puede ir de simples “granos” a quistes que dejan cicatriz.

Lo ideal es acudir a nuestro dermatólogo para descartar descartar patologías hormonales como el síndrome del ovario poliquístico.

El uso de antibióticos es limitado ya que se crea resistencia, así que se recomiendan los anticonceptivos antiandrógenos.

Alopecia

Otra de las consultas más comunes en pacientes es la caída del cabello, sobretodo después de la menopausia. Esto se debe a a la alteración hormonal en los estrógenos y el aumento de los andrógenos.

Uno de los tratamientos más eficaces se realiza con la dutasterida. Que ayuda en gran medida a evitar la caida de cabello tanto en mujeres como hombres. El tratamiento se realiza mediante inyección en mesoterapia o en forma de loción.

 

Las enfermedades de la piel más comunes en mujeres están bien documentadas, tienen soluciones muy específicas y algunas son fáciles de tratar. En algunos casos estas enfermedades derivan de los procesos hormonales del organismo, como el acné y la alopecia tras la menopausia.

Por ello es de vital importancia la visita al dermatólogo y su tratamiento temprano.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR